La EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA es el elemento fundamental para realizar un buen diagnóstico de las necesidades y dificultades de los alumnos, así como el primer paso para una adecuada intervención. Está indicada para niñ@s a partir de los 3 años de edad.

El objetivo de la EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA es recoger, analizar y valorar toda la información relevante sobre los distintos elementos que intervienen en el proceso de enseñanza y aprendizaje del alumno para poder identificar sus necesidades educativas y para fundamentar y concretar las decisiones respecto a la propuesta curricular y al tipo de ayudas que aquellos pueden precisar.

La EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA se realizará de manera individual en todos los casos y su duración dependerá del alumno y de las dificultades detectadas.

Para llevar a cabo la EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA será necesario reunir la información del alumno y de su contexto escolar que resulte relevante para ajustar la respuesta educativa a sus necesidades. Principalmente, recogeremos la siguiente información:

  • Del alumno: Condiciones personales de discapacidad o sobredotación, historia educativa y escolar, competencia curricular, estilo de aprendizaje. Dependiendo del motivo de consulta y de la edad del niño/a evaluaremos distintos aspectos competenciales generales y/o específicos referidos a las dimensiones personal, social y académica .

nube

  • Del contexto escolar: Características de la intervención educativa, características y relaciones que se establecen en el grupo clase, así como de la organización de la respuesta educativa.
  • Del contexto familiar: Características de la familia y de su entorno, expectativas de los padres y posibilidades de cooperación en el desarrollo del programa de atención educativa.

Para llevar a cabo la EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA contamos con los medios específicos y las pruebas oficiales que proporcionarán un diagnóstico seguro y fiable, avalado en todo caso por expertos y colegios oficiales.

Una vez realizada la EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA se entregará a las familias un informe donde se recogerá una síntesis de todo el proceso evaluador, así como los resultados del mismo y orientaciones de intervención. Este documento es un instrumento de intercambio de información con los padres, tutores y otros profesionales para poder desarrollar un trabajo multiprofesional y coordinado en interés del menor.